Curvas

Curvas

Curvas

Curvas

Diego Canogar

del 20.11.2014 al 17.01.2015

Diego Canogar, Madrid 16 de mayo de 1966.



La Curva.
Siempre fiel a mí mismo, indago en la esencia virtual de las formas y las superficies que definen los objetos. Si se dibuja algo de manera esquemática, ¿qué textura le asignará el espectador? Me gusta dibujar en tres dimensiones con tubos, chapas y varillas metálicas con las que construyo las piezas de mi microcosmos. La geometría y la naturaleza son un filón inagotable de esquemas atemporales con los que poder jugar. Esferas y cubos por un lado y por el otro, rocas, plantas, agua y aire, en diferentes configuraciones sean quizás mis temas más recurrentes. Exploro la forma más sencilla posible de plasmarlos, elaborando definiciones visuales de objetos o conceptos que se encuentran alojados en la caverna de Platón, lo que resulta en unas estructuras que las definen. Son como dibujos o trazos en el aire, la luz que reciben, reflejan o incluso a veces emiten, crean sombras interesantes, dando protagonismo absoluto al aire y a la luz que circulan y envuelven mis esculturas.

Para esta ocasión, presento en la Galería BAT alberto cornejo, un conjunto de piezas que pertenecen a las series en las que estoy más activo en los últimos tiempos. La curva, como hilo conductor lacio, que serpentea entre temáticas, conectando y dotando de significado y dirección a un corpus de obra, en que todo está conectado. La recta como concepto paralelo, también tendría su sentido, pues se complementa con la curva y la potencian inevitablemente, pero permítanme en esta ocasión acotar mi discurso.

Recuerdo con claridad unas cuantas cosas que me apasionaron de pequeño. El esqueleto de corales que asemejaban plantas, rocas que estaban llenas de oquedades semi-esféricas que se interseccionaban, la reflejante superficie del agua con todas sus ondas y las estructuras que interconectaban las burbujas entre sí por debajo de las pompas. Sin saber que me dedicaría a la escultura, meditaba como podría construir objetos que expresasen mi fascinación por esas humildes maravillas. Estaba más allá de mí experiencia el saber hacer aquello. Es posible que me hubiese contentado con dibujar aquellas cosas, pero me parecían tan complejas, que sentía la necesidad de reproducirlas en tres dimensiones y no simplemente como bosquejos sobre un papel. Me he pasado la vida persiguiendo el duende y las propiedades detrás de cada uno de estos acertijos. Solo en estos últimos años, me he dado cuenta de lo afortunado que he sido de haber encontrado con mi obra, maneras de plasmar estos caprichos infantiles. En el proceso he descubierto que los distintos puzles estaban relacionados y la curva los presidía a todos.


Diego Canogar
, octubre de 2014

Obra en Colecciones Públicas:

  • Caja Madrid.
  • Unión Fenosa.
  • Caja Rural de Burgos.
  • Comunidad de Madrid.
  • Congreso de los Diputados, Madrid.
  • Colección SIANOJA, Cantabria.
  • Parque escultórico Arte y Naturaleza del Rincón de Ademuz, Valencia.
  • Colección CIEC, Betanzos, A Coruña.
  • Caja Cantabria.
  • Fundación ARTSUR, Madrid.
  • Fundación ACTILIBRE.
  • Centro de interpretación del misticismo, Ávila.
  • Colección de la Diputación de Cáceres.
  • Gaceta de Salamanca.
  • Biblioteca Nacional, Madrid
  • Colección Ayuntamiento de Fuenlabrada, Madrid.
  • Colección Ayuntamiento de Navacerrada, Madrid.
  • Colección del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Toledo.
  • Real Academia de España en Roma, Italia. Ministerio de Asuntos Exteriores.
  • Colección Parque Escultórico Dehesa Boyal, Navas del Marqués, Ávila.
  • Escultura pública del Ayuntamiento de Santa María de la Alameda, Madrid.
  • PIE, Parque Internacional de Esculturas de San Sebastián de los Reyes, Madrid.
  • Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.